Search

Se agilizará atención a servicio de alumbrado público en el municipio con otra grúa.

--Los trabajos avanzan despacio por fallas diversas y modificaciones a lámparas.

San Quintín, B. C.- A fin de agilizar los trabajos de reparación y mantenimiento de las lámparas del servicio de alumbrado público del municipio, el Concejo Municipal Fundacional de San Quintín (CMFSQ), a través de la Comisión de Servicios Públicos e Infraestructura, contempla la adquisición de una segunda unidad tipo grúa.

Así lo informó Selvio Ibáñez Guzmán, concejal encargado de esta última instancia municipal, quien manifestó que los trabajos en ese rubro están avanzando, aunque no el ritmo que se quisiera, por la falta de otra unidad y personal.

Comentó que la agenda de trabajo se mantiene sin ninguna variación, por lo que la reparación y mantenimiento de luminarias continúa en la delegación Camalú, en la colonia Tierra y Libertad, donde estaría concluyendo en los próximos días.

Posteriormente, los trabajos continuarán en la delegación Vicente Guerrero, y luego San Quintín, indicó Ibáñez Guzmán para expresar que en estas dos delegaciones, por su amplitud territorial y densidad poblacional, dichos trabajos estarán concluyendo en un periodo de cinco meses.

De tal manera que será hasta entonces cuando se centre la atención a la delegación El Rosario, donde los pobladores, acotó el concejal, están demandando la rehabilitación del servicio de alumbrado público.

Expuso que el lento avance de los trabajos se debe, uno, a las dificultades para la reparación de las lámparas, y, dos, por la falta de otra grúa y personal; es así que para avanzar con mayor rapidez en los trabajos se contempla la compra de otra unidad, sostuvo Selvio Ibáñez.

El concejal encargado de la Comisión de Servicios Públicos e Infraestructura, del CMFSQ, explicó que durante el recorrido ya efectuado en la delegación Camalú, se han contabilizado 418 lámparas, de las cuales 370 están apagadas (descompuestas).

De este número, 179 han sido revisadas, y reparadas 136; el resto, 48, son inservibles. Quedan pendientes por revisar 191, precisó.

En el caso de las luminarias dañadas por modificaciones ciudadanas, Ibáñez Guzmán ejemplificó con el caso del ejido Rubén Jaramillo, donde alrededor de 30 lámparas quedaron inservibles por esa acción.

Dijo que para la reposición de esas luminarias, así como la ampliación del servicio con la creación de nuevas lámparas, se programará una segunda etapa. Explicó que cada lámpara, incluyendo sus implementos, tiene un costo de 8 mil pesos.

Por tanto, la ejecución de esta etapa será mediante licitación, indicó.

Por último, hizo hincapié en la premura de contar con una segunda grúa y el personal respectivo para esta área, lo cual permitirá atender de forma más rápida el servicio en general, y de manera particular a aquellas lámparas que se ubican en áreas de mayor riesgo e inseguridad para la población.

2 views0 comments